Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Que no se detenga el proceso de diversificación de las zonas francas

Que no se detenga el proceso de diversificación de las zonas francas

Que no se detenga el proceso de diversificación de las zonas francas

Santo Domingo - Las zonas francas son empresas instaladas en territorio dominicano que operan bajo un régimen especial de incentivos tributarios. Hay una combinación de capitales extranjero y nacional en este sector. Su aporte viene dado, principalmente, por la generación de divisas y empleos, convirtiéndose en dinamizadores de la economía.

Si hay algo que debe ser indetenible en este sector, además de la instalación de nuevas empresas, es la diversificación de la oferta de productos que elaboran los parques de zonas francas dominicanos. Los de capital privado, por supuesto, operan en mejores condiciones que los del sector público, lo cual tiene una explicación muy sencilla: los empresarios tienen un sentido más agudo respecto a la sostenibilidad del negocio.

Desde hace casi dos décadas las buenas nuevas respecto a la integración de nuevos productos, con empresas que apuestan a un mayor valor agregado, especialmente con la elaboración de productos e implementos médicos, eléctricos, tecnológicos y de otras variedades, han convertido a República Dominicana en un destino idóneo de inversión para estas empresas. El país, es bueno destacarlo, ofrece un clima jurídico muy competitivo, superando a muchos otros mercados.

El presidente de Adozona, Federico Domínguez Aristy, lo ha dicho muy claro: el sector está en una etapa de mucha relevancia en un contexto internacional que presenta grandes oportunidades que deben aprovecharse. En este orden, en lo que va de año los números han sido positivos. De US$6,596.9 millones exportados por el país entre enero y agosto de este año, las zonas francas representaron el 59%, es decir, US$3,901.56 millones, un crecimiento absoluto de US$15.8 millones con relación a 2018 cuando totalizó US$3,885.76 millones. Esta cifra, al mismo tiempo, representó US$358 millones más que en el mismo período de 2017.

Uno de los ejemplos replicables, principalmente en la frontera, lo constituye Codevi. Es un ejemplo de lo que debe impulsar el país, de este lado de la frontera, para garantizar empleos en esa parte tan necesitada de oportunidades. Hay alrededor de 12,000 haitianos, 600 dominicanos y de otras nacionalidades que trabajan en Codevi. Este modelo de negocios es importante para la economía de la isla. Diversificar es apostar por el país y por que más empresas lleguen a ser parte del desarrollo de los dominicanos.

Fuente: https://www.eldinero.com.do/91853/que-no-se-detenga-el-proceso-de-diversificacion-de-zonas-francas/



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros